Profundizando en el Neolítico

neolitico

En el Neolítico, el ser humano tenía una altura sólo un poco inferior a la nuestra. Por los restos físicos que hemos encontrado, sabemos que realizaban mucha actividad física. Su media de edad llegaba a los 45 años, a pesar de que había mucha mortalidad infantil. A diferencia de los hombres del Paleolítico, que tenían unos dientes fantásticos, los hombres del Neolítico tenían muchos problemas de boca: a muchos los faltaban dientes, tenían caries… El consumo de cereales provocó un empeoramiento de la salud dental. También sufrían de artritis, de tumores, etc.

Sabemos que a algunas personas les agujereaban el cráneo con un punzón y los operaban el cerebro. Tenían técnicas suficientemente avanzadas. Pero no estamos seguros de si lo hacían con finalidades médicas o con objetivos puramente rituales. Por otro lado, sabemos que se ocupaban de individuos que tenían problemas graves de salud y que en principio no podrían haber sobrevivido por sí mismos.

Avances en la arqueología

La disciplina arqueológica avanza muy rápido. Va a remolque de la química, de la biología y otras ciencias, pero progresa mucho. En estos momentos recibe una influencia muy fuerte de la genética. Gracias a los estudios genéticos hemos podido constatar que, desde el Paleolítico, la especie humana se ha movido mucho. Parece que es una constante entre los humanos. No sabemos exactamente el porqué, pero los humanos se desplazan de un lugar a otro.

También se usan tecnologías científicas para reconstruir cómo eran los paisajes del pasado: se ha conseguido definir la antigua línea de la costa de Barcelona, que era diferente de la actual. Y mediante la química podemos reconstruir la dieta del Neolítico a través de los restos adheridos a los recipientes. Se puede saber si aquellos hombres bebían leche a través de las grasas presentes en las cerámicas. A través del análisis de los isótopos de los esqueletos humanos hemos verificado que consumían cantidades importantes de pescado.

Cuando se estaban moviendo hacia algún lugar, o cuando construían una casa, ¿cómo lo decidían? ¿Qué concepto del grupo tenían? ¿Cómo tomaban decisiones pensando en el futuro? ¿Cómo se articulaban sus relaciones sociales y económicas? Nos quedan muchas cosas por saber sobre ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas HTML y atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>